07.jpg

 

Objeto de Estudio:

El Programa de Especialidad en Derecho Judicial, se enfoca a formar especialistas en el campo del Derecho Judicial, con un amplio conocimiento de las aportaciones que se han dado en diferentes disciplinas del saber humano para su aplicación en la Administración de Justicia. Recursos Humanos que nutran a las instituciones en donde prevalece la función jurisdiccional, capaces de llevar a cabo la confrontación entre la doctrina y la praxis del derecho judicial para orientar la fundamentación, integración, interpretación y aplicación a los diferentes problemas que plantea el sistema jurídico, especialmente en la transición jurídica que viven actualmente los órganos que desempeñan la función jurisdiccional.

El Derecho Judicial debe ser considerado como aquella disciplina del derecho, cuyo objeto de estudio es, el análisis sistemático del Derecho Judicial a través del conjunto de instituciones, principios, doctrinas y ordenamientos que rigen la actividad tanto de los órganos impartidores de la función jurisdiccional como de quienes tienen la responsabilidad de efectuar la operación la misma. Por ello, como consecuencia lógica, debe interactuar con otras disciplinas de las denominadas Ciencias Sociales y con ello contar con diversas estrategias y orientaciones para llegar a su objeto de estudio concreto.

 

Objetivo General:

Formar especialistas en el campo del Derecho Judicial, con un amplio conocimiento de las aportaciones que se han dado en diferentes disciplinas del saber humano para su aplicación en la función jurisdiccional.

Objetivos Específicos:

  • Proporcionar a los participantes las herramientas y conocimientos básicos actuales, que les permitan comprender las variables que intervienen en el proceso judicial, en el ámbito local, estatal y nacional con ingerencia internacional.

  • Desarrollar habilidades que les permitan profundizar y ampliar los conocimientos y destrezas necesarias para la reflexión, el análisis, evaluación y sistematización del fenómeno jurídico en el ámbito de la función jurisdiccional

  • Brindar a los participantes los conocimientos y elementos que les permitan concebir una sólida axiología, que sirva de guía permanente en el ejercicio de sus funciones.

  • Dotar a los participantes de los conocimientos que les permitan desarrollar habilidades y destrezas que empleen en la búsqueda de alternativas a los procedimientos convencionales en la administración de justicia.

 

Perfil de Ingreso:

En atención a que el eje central de la Especialidad en Derecho judicial lo constituye capacitar para el trabajo profesional a los participantes, el aspirante a ingresar debe presentar:

Aptitud académica, misma que comprende:

  • Vocación e interés por la preparación y actualización constante y bajo parámetros de calidad.

  • De manera preferente estar vinculado al ejercicio de la función jurisdiccional.

  • Manejo de las herramientas computacionales necesarias para el desarrollo de sus actividades académicas en el desarrollo del programa.

  • Tener interés y vocación por la carrera judicial.

Caracterìsticas actitudinales, representadas por:

  • Capacidad para asumir el liderazgo e impulsar la formación de grupos de retroalimentación académica en el ámbito jurisdiccional.

  • Disposición para mantenerse actualizado en el ámbito del derecho en general y del derecho judicial en particular.

  • Creatividad para proponer proyectos de mejora en cuanto al desarrollo del Plan de Estudios de la Especialidad en Derecho Judicial

  • Una actitud responsable para desarrollar trabajo individual y en equipo.

  • Espíritu crítico, autocrìtico y reflexivo.

 

Perfil del Egresado:

El egresado de la Especialidad en Derecho Judicial adquirirá los conocimientos necesarios para:

  • Evaluar la conveniencia social de su actuar en la administración de justicia, para privilegiar el o los valores sociales más importantes y consensuales en su comunidad.

  • Analizar, con un enfoque interdisciplinario, las situaciones concretas que convergen en un problema o controversia de carácter jurídico, para proponer soluciones eficientes, legítimas y validas.

  • Actuar en concordancia con las normas actuales; así como adecuar su función a la satisfacción de las necesidades cambiantes de la sociedad.

  • Promover y defender los derechos y garantías constitucionales, que protegen la vida, la integridad física y la dignidad de las personas.

  • Estar atento a su entorno socioeconómico para valorar el impacto que sus decisiones provocan al interior de la comunidad.

  • Resistir las influencias que agentes externos a su función pretendan ejercer, sin tomar en cuenta su origen (político, económico, de cuerpo, entre otros).

  • Actuar con una personalidad definida, cuya autonomía para la toma de decisiones sea incuestionable. Dispuesto a conservar su autoridad neutral frente a los intereses en conflicto.

  • Actuar honestamente, con ética irreprochable, cuya prudencia y honorabilidad sean bien conocidas por su trayectoria personal y profesional, de manera que aumente su autoridad y sea un difusor efectivo de los valores constitucionales.

  • Actuar eficientemente y con espíritu de servicio, capaz de afrontar las cargas de trabajo, priorizando los casos que merecen mayor atención para su estudio y resolución. Hábil para administrar eficientemente su tiempo y cumplir las demandas de una fuerte carga procesal.

  • Facilitar los medios a fin que su potestad jurisdiccional llegue a los justiciables en forma expedita y oportuna, sin trabas burocráticas ni impedimentos. Dispuesto a escuchar las críticas que le formulen y rescatar de ellas los elementos que le permitan mejorar su función.

  • Profundizar, integrar y articular cuestiones teóricas y doctrinarias, con las manifestaciones del fenómeno social, construyendo propuestas de solución que propicien lograr un avance de bienestar social de tipo regional, estatal, nacional con ingerencia en el ámbito internacional ante la premisa de la globalización mundial.

  • Que mediante el desarrollo de investigación en los ámbitos que conforman el sistema mexicano de justicia, sea capaz de rediseñar y aplicar prototipos que impulsen el desarrollo social, la democracia, la convivencia multicultural, y el desarrollo sustentable del país.

  • Que en su desempeño profesional, permeé y renueve de manera constante principios de excelencia, objetividad, imparcialidad, profesionalismo e independencia, anteponiendo su vocación de servicio y el ejercicio de los valores y principios éticos inherentes a la función jurisdiccional.